El Silencio de la Ciudad Blanca (Eva Gª. Saénz de Urturi, 2016)

El Silencio de la Ciudad Blanca es un Thriller. Sin más ni menos aditivos. Un puro, electrizante y adictivo thriller que hace que desde la primera página no puedas abandonarlo sin saber todos los secretos que esconde.

Unai López de Ayala es un investigador de la policía autónoma vasca especializado en perfiles psicológicos con una gran carga traumática personal que le impide realizar su trabajo de una manera normal. Vive anclado en un suceso que le ocurrió años atrás.

Su compañera Estíbaliz está a punto de casarse y, sin embargo, mantiene con él una relación de dependencia tanto en lo sentimental como en lo profesional.

Ambos representan unos investigadores en el extremo que deben enfrentarse a una serie de crímenes rituales de un asesino en serie que replican los sucedidos veinte años atrás, cuando uno de los personajes más importantes de la Ciudad, Tasio Ortiz de Zárate, fue detenido por ellos y encarcelado.

Por si fuera poco una nueva subcomisaria debe supervisar a los investigadores, con los que choca, sobre todo con Unai, porque no comparte ni sus métodos ni sus estrategias de investigación.

En paralelo a las tramas y subtramas que ocurren en el presente, localizadas todas ellas en los días previos y durante las fiestas de la Virgen Blanca, es decir finales de julio y en el agosto de un año como este, la autora también nos presenta una trama que corre en los años setenta y que será transcendental para la comprensión de toda la obra.

En la novela Vitoria-Gasteiz, la ciudad blanca a la que se refiere el título, se revela como un personaje más. Puede parecer una pequeña ciudad en la que no pegaría que unos hechos como los descritos tuviesen lugar pero detalle a detalle la autora va profundizando capa a capa por las tradiciones no escritas de la capital alavesa y su entorno cercano, la montaña alavesa, las cuadrillas y cómo la sociedad se va estratificando en departamentos cuasi estancos, la pequeña burguesía y la relación del resto de la sociedad hacia ellos. El callar y no hablar sobre ciertas cosas. Relaciones entre estratos de la sociedad que sobre todo se reflejan en la trama de los setenta pero cuyas consecuencias aún se ven representadas en nuestro siglo XXI.

Otros aspectos importantes para entender la ciudad y sus gentes también son descritos de manera fiel. El centro y el casco histórico y la manera como la cultura del pintxo y de la gastronomía impregna la ciudad. Los apellidos compuestos alaveses y  su relación con los pueblos cercanos que identifica a muchos gasteiztarrak con sus raíces. Las fiestas y su liturgia. Cómo un pequeño remanso de tranquilidad puede convertirse en la mayor tempestad si se dan las circunstancias adecuadas.

Finalmente, también Twitter y las nuevas tecnologías salpimentan la investigación dando un toque muy actual tanto a las situaciones como a la propia metodología de los investigadores.

En definitiva, no sé si has estado alguna vez en Vitoria o no pero mediante este libro pasarás unos días en la ciudad investigando junto a Kraken, apodo del protagonista, una serie de asesinatos rituales que han puesto en jaque a toda la sociedad gasteiztarra. Serán sólo unos días porque te aseguro que si abres la primera página de El Silencio de la Ciudad Blanca no pararás hasta descubrir quién es el asesino.

El Silencio de la Ciudad Blanca, Eva Gª. Saénz de Urturi, 2016, Editorial Planeta.

Nota Interludio: 8.

PD: Mientras escribo esta reseña los datos asociados a la novela que puedo leer en internet marean. 8ª Edición, más de 100.000 ejemplares vendidos y A3Media confirmando que va a realizar una película de alto presupuesto. En definitiva, un éxito absoluto de este thriller que nos descubre que Vitoria-Gasteiz puede ser el mejor escenario para la mejor novela negra.

Anuncios