Las Puertas de Anubis (Tim Powers, 1983)

Os traigo en esta reseña uno de los pilares sobre los que mi afición a la lectura se aposenta, a saber: Las Puertas de Anubis (Tim Powers, 1983).

Tim Powers, el autor, es uno de los integrantes del “Grupo de California” un grupo de jóvenes escritores que merodeaban en los alrededores de Philip K. Dick y le tomaban por mentor. Está reconocido como uno de los autores de Fantasía más importantes de finales del siglo pasado y de inicios de este. Es también el autor de En costas extrañas (Tim Powers, 1987) una muy apreciable y divertida novela de piratas con toques fantásticos y que, al parecer, fue tomada como inspiración para la cuarta entrega de la franquicia de Disney, Piratas del Caribe, En Mareas Misteriosas. No he visto la película, me descolgué en la horrenda segunda parte y por tanto no sé si la adaptación funcionó o no, pero queda ahí el apunte.

Nos encontramos ante una novela electrizante, que no sólo nos hará viajar por el espacio y el tiempo sino que también nos hará enriquecernos con su ambientación perfectamente documentada en cada una de las épocas que visitaremos.

Doyle, un profesor de Literatura experto en el poeta romántico del siglo XIX Samuel Taylor Coleridge, es contratado por un millonario para lo que parece un auténtico disparate. Deberá actuar como  guía turístico para un grupo de millonarios en un viaje a una taberna típica inglesa en la que Coleridge declamó los versos de uno de sus poemas más famoso, un hecho histórico ampliamente documentado. La paga ofrecida a Doyle es desproporcionada y este se decide a aceptar el trabajo, abandonar sus clases como profesor universitario en Estados Unidos y viajar a Inglaterra.

¿Puede el viaje de un grupo de millonarios a una taberna inglesa donde un poeta declamó unos versos un siglo atrás ser el punto de inicio a una aventura sin respiro? No lo dudéis, Tim Powers nos sumerge en una de las tramas mejor trazadas de la Fantasía moderna, que tendrá como entorno el Londres Victoriano y como actores secundarios algunos de los más representativos poetas románticos.

Un detalle sin importancia no es transmitido al profesor hasta un poco antes del inicio de la partida del grupo: el viaje no será sólo a la taberna inglesa sino al día en el que el hecho sucedió. El millonario y su empresa han descubierto unos puentes espacio-temporales que permiten, dependiendo de dónde se acceda a ellos, aparecer en un día determinado, en un sitio determinado. Sí amigos, yo también creo que los creadores del Ministerio del Tiempo leyeron Las Puertas de Anubis cuando eran jóvenes.

Doyle, pese a que duda, termina aceptando el trabajo y viajando al acto del poeta con el grupo. Evidentemente, algo ocurrirá que impedirá que Doyle regrese al presente con el resto y haga que se quede aislado en el siglo XIX. Sorprendentemente, descubriremos a lo largo de la novela que ser profesor del Literatura especializado en el movimiento romántico puede ser la mejor arma para sobrevivir en ese inhóspito entorno.

Egipcios luchando por la liberación de su país del yugo del Imperio Británico desde todos los frentes posibles, el mágico incluido. Ladrones y sus gremios en el Londres Victoriano recien salidos de una novela de Dickens. Personajes históricos como Lord Byron y sus múltiples andanzas. Incluso William Ashbless, el poeta romántico inventado por Powers y otro de sus amigos escritores, James Blaylock, en sus años de estudiantes. Todos estos personajes, tramas y subtramas, históricas y ficticias pero engarzadas en realidad, progresan por la novela que salta del presente al siglo XIX mientras Doyle intenta escapar de sus perseguidores que tratan de eliminar las pruebas del viaje en el tiempo que ha protagonizado

.archivo-20-1-17-19-41-23

Todo escrito de una manera vibrante, que aprovecha cualquier pequeño resquicio para transmitir las pasiones del autor: Londres en el XIX y por extensión la historia del Reino Unido, el movimiento romántico y sus principales personajes, la fantasía y los pequeños protagonistas de la historia, Egipto y su mitología. Y todo, absolutamente todo, bañado en una fina y muy británica ironía.

Magia Egipcia, la hermandad de Anteo, el hombre-lobo, los viajes en el tiempo… un fascinante ejercicio de hibridación entre la novela histórica y la de fantasía que funciona magistralmente.

En definitiva, si deseas descubrir qué hacen parejas de viandantes en el Londres del XIX silbando las notas del Yesterday de los Beatles, descubrir la explicación a varios asesinatos ocurridos en la capital británica en esa época y que los testigos aseguraron fueron cometidos por un auténtico hombre-lobo, la explicación a la famosa bilocación de Lord Byron en 1811, cuando fue visto en Grecia y en Londres al mismo tiempo,  cómo funcionaban las bandas de ladrones en el Londres Victoriano, la hermandad de Anteo y su lucha contra la hermandad de la Luna y sus magos gitanos, y otros muchos misterios… no lo dudes, la aventura del profesor Doyle te enganchará y leeras página tras página sin parar.

Las Puertas de Anubis (1983), Tim Powers. Premio Philip K. Dick 1984. Premio Apollo 1987.

 

 

Anuncios