Recap – Juego de Tronos 7×01 – Rocadragón

[Contiene muchos Spoilers] Por fin ha regresado la más esperada de las series de la actual edad de oro de la televisión. Juego de Tronos. La temporada 7. La Esperada.

Desde hace años se había convertido en una tradición no escrita esperar al mes de abril para pegarnos ante la televisión y disfrutar con las aventuras de Cercei, Jon, Sansa, Tyrion y compañía. Sin embargo este año, con la excusa de que el invierno había llegado a Poniente y que había que retrasar el rodaje en localizaciones al invierno real, hemos sufrido una espera casi interminable de un trimestre extra. Pero como todo en esta vida, al final el tiempo ha pasado y aquí tenemos nuestro primer capítulo de la serie basada en la novela río más famosa de la historia.

Vale, es cierto. Este capítulo no es como el primero de la temporada seis en la que resucitaba Jon Nieve. No. Pero sí que recoloca a todos los personajes y nos muestra las fichas sobre ese tablero de juego que Cercei y Daenerys tienen en sus cuarteles. Una enorme y ornamentado y la otra espartano y duro.

En general el capítulo no es más que una recolocación de todos los personajes y tramas principales. Un “como decíamos ayer” para prepararnos para lo que llega. Es evidente que la pasada temporada puso el estandar de esta serie por las nubes y cualquier respiro en la trama es tomada por los pesimistas como un regreso al aburrimiento sufrido en la fallida temporada 5. Sin embargo, en mi opinión, no hay nada mejor que recapitular, colocar a cada uno en su sitio y aprestarnos a ver el mayor espectáculo de la televisión que está por llegar en los capítulos venideros. Si bien, no estamos ante uno de los mejores capítulos y, definitivamente, tampoco ante uno de los medios, sí que estamos ante un capítulo sencillito pero con muchas claves que no hay que dejar escapar.

A partir de aquí paso a analizar lo más importante de cada trama así que no hace falta que diga que los SPOILERs pulularán por todo este post. Avisado quedas amigo mío. Valar Morgulis.

Arya. El retorno de un gran personaje

Arya nos había dejado un regusto muy, muy, muy amargo en la temporada 5. Como sabéis, si habéis oido nuestro imprescindible podcast repaso de la temporada 6, no he leído todos los libros por lo que no suelo pedir cuentas a George R.R. Martin sino a los guionistas y showrunners de los arcos de los personajes y el que había descrito Arya a lo largo de la T5 había sido, a mi entender, penoso. En la pasada temporada este personaje remontó un poco y muchos echaron las campanas al vuelo tras el último capítulo de la misma y de ver cómo mató a Walder Frey. Y parece que acertaron.

Arranca este esperada séptima temporada con una introducción, nada habitual en esta serie. De hecho creo que sólo dos capítulos más han tenido introducción previa a los títulos de crédito: aquel en el que se describía cómo Cercei en su adolescencia visitaba a una bruja que le profetizaba la muerte de sus hijos y otro en el que se describía como Sandor Clegane, el Perro, “resucitaba” y se redimía en una comunidad de creyentes. Estaré equivocado y habrá más pero a mí, de la entidad de este sólo me vienen estos a la cabeza. Hete aquí que Arya es utilizada como la herramienta de los dioses para devolver el insulto perpetrado por los Frey que acogieron a los Stark en su seno y les ofrecieron el pan, para luego matarlos. Está un poco traido por los pelos la forma de asesinar a todos los integrantes masculinos del linaje pero es lo suficentemente efectivo para que creamos que sí, que Arya ha vuelto por sus fueros y pronto continuará con su lista. La famosa lista que ya sólo pueblan dos nombres: Sandor Clegane, la Montaña, y Cercei Lannister, la Reina.

Arya ya sólo tiene dos nombres en su lista. La Montaña y Cercei Lannister. Prepárate Desembarco, el personaje de Arya ha vuelto por fin a ser el que era. Esta sí es Arya Stark.

Es remarcable también el encuentro de Arya con una pandilla de buenas personas que militan en las huestes de los Lannisster y que sirve para enseñar a Arya algo que ya sabía pero de lo que se había olvidado. No todos los Lannister son odiosos, también hay gente que, simplemente, pasaba por allí.

Nota mental. Ed Sheeran, un reconocido fan de la serie, hace un cameo entre estos jóvenes soldados, hasta se canta una canción. Un buen guiño para los seguidores del artista.

Bran y el Muro

Al norte del Norte, por fin, Bran llega al muro, lo que nos sirve para dos cosas fundamentales. La primera para darnos cuenta que Bran ya no es el mismo chico que era. Ahora el Cuervo de Tres Ojos habita en él y se ve que domina el conocimiento de todo aquello que importa. Se abren numerosas dudas. ¿por qué es necesario que Sam estudie en la ciudadela si es evidente que Bran lo sabe todo? o ¿qué es lo que sabe Bran entonces? o ¿mandarán rápidamente a Bran a Invernalia o seguirán torturándonos con los hermanos Stark separados?. En fin, dudas que, esperamos, se resolverán en los próximos capítulos.

La segunda, es que Ed “el penas”, ese superviviente nato, amigo de Jon hasta las trancas, se ha conseguido transformar en un muy aparente Lord Comandante de la Guardia de la Noche. Esa escena en la que se queda solo y mira hacia el territorio del que les protege el muro es, sin embargo, reveladora de la soledad y de la gran tarea que atenaza al pobre Ed, convertido en la primera línea de defensa ante los caminantes blancos que todos sabemos que se acercan, inexorables.

edpenas

Y por si hubiera alguna duda aún, la siguiente escena te lo muestra y resuelve otra de las dudas que poblaba podcast y foros ¿se transforman en caminantes los gigantes cuando mueren? Pues sí, amiguitos, Dum-Dum y familia ahora marchan en el ejercito del Rey de la Noche. Tremendo plano y tremendo puntazo.

Jon y Sansa … y Baylish. Tres son multitud

En Invernalia Jon debe reinar con problemas añadidos. A la escasez de hombres y mujeres (gran intervención de nuevo del personaje preferido por muchos, la inefable Lyanna Mormont), se junta el espíritu crítico de Sansa.

Sansa merma continuamente a Jon para regocijo del capullo de los capullos, es decir, Peter Baylish, meñique. Como vimos en la temporada pasada, Sansa no es consciente de lo que hay tras el muro. Si antes vivía anclada en los clichés de las señoritas de buena casa (buscar un príncipe para casarse con él , aborrecer todo lo que tuviera que ver con la lucha, su casa, lo que es ser un Stark) ahora vive aún unida a las cospiraciones de palacio de los Lannister. es decir, es un personaje que aún no se ha dado cuenta de lo que es ser una Stark. De lo que es ser el Guardián del Norte.

Jon, lo ve. quiere a su hermanastra pero reconoce en ella más a un Lannister preocupado por el poder que por lo que reza la tradición generación tras generación de los Starks, esto es, la larga noche de los caminantes y el Rey de la Noche y su ejército de muertos.

Sansa y Jon chocan. Mucho. Y en esa grieta, meñique va a horadar y horadar para conseguir su objetivo, acabar con todos y ponerse él en su lugar.

Por un momento, hay un contacto entre Jon y Sansa que casi es eléctrico. Se avecinan, sin dudas, problemas entre ambos y es lógico pensar que Sansa o traicionará a Jon o se inmolará para no hacerlo. Tiempo al tiempo.

sansa

Pero, esta crítica velada que me permito, no quita razón a Sansa cuando le dice a Jon que debe ser mejor que aquel al que ambos consideraban el mejor hombre que ha existido, su padre. Y mejor incluso que aquel que fue preparado durante toda su vida para sustituirle, Rob. Y viendo la serie, hay dos cosas que los espectadores sabemos, Ned de honorable llegó a ser tonto y Rob la cagó con no casarse con una Frey. Y Jon corre peligro de caer en la honorabilidad y en la búsqueda del amor verdadero y por tanto, de fallar. Así que Jon debe hacer caso a Sansa pero no en todo y eso, en definitiva, es lo que Sansa no soporta.

Dondarrion, el Perro, Thoros de Mir… la hermandad sin estandarte

Esta trama se rebela como esos espacios de la serie que parece que no pasa nada y que gustan poco a los ansiosos fans pero realmente si que pasa algo.

Estos perdedores que se han juntado para ir a Guardaoriente del Sur, como queda claro en este capítulo, son una pandilla de desorientados. Beric resucita sin saber por qué, el Perro lucha contra sus buenos sentimientos y Thoros de Mir es un sacerdote del dios de la luz que no sabe por qué tiene poder si no creía en su dios. En definitiva una tripleta mágica que saben que serán de los primeros en caer en la batalla que vendrá. Y, ciertamente, parece que esperasen que se una un cuarto “magnífico” derrotado al equipo.  Y es que Melissandre encajaría con ellos como un guante. No sé si la acogerán o la dama roja llegará hasta el sur, tal y como le ordenó Jon cuando la desterró.

Cercei y Jaime. Y, por fin, Euron

Cercei y Jaime están sufriendo un punto de divergencia en la serie. Los seguidores de los libros siempre tienen en la boca la otra profecía (la que nosotros, simples televidentes, conocemos es la de la muerte de los hijos de Cercei) que atañe a los hermanos, según la cuál el hermano menor acabará con el mayor, es decir Jaime con Cercei. Pero no sé si el desencanto que sufre Jaime será tal como para acabar con Cercei o, simplemente le obligará a autoexiliarse. Es cierto que Jaime acabó con el Rey Loco por cosas como las que Cercei está haciendo pero en la serie, Jaime está loco por ella.

Jaime se encuentra en una situación parecida a la de Sansa, salvando las distancias. Adora a su hermana pero no comprende muy bien hacia donde va.

El otro vértice de este animado triángulo es Euron Greyjoy. Estamos de enhorabuena porque en la temporada 6 me había parecido un personaje muy desaprovechado, mucho ruido y pocas nueces, pero viendo la conversación de Euron con los hermanos Lannister redescubrimos a un personaje con un potencial hiperpotente. El actor es muy bueno y creo que va a ser muy recordado si no lo queman desde el departamento de marketing de la HBO y sus constantes anuncios de que será peor que Ramsey etc… A ver, nadie dijo de Ramsey que sería peor que Joffrey, dejémosle hacerse su propio sitio en la serie y veámoslo con el tiempo. No tiene por qué ser cruel sin sentido, solamente tiene que saber de manera inteligente cómo lograr su objetivo. Con eso, logrará ser un gran adversario en las tramas.

euron

 

Sam Tarly. Vida de un Becario en La Ciudadela

Qué asco de vida la de Sam en La Ciudadela. El montaje, magnífico por otro lado, nos resume en un para de minutos de forma cruel el día a día del aspirante a maestre. Se resume en mierda líquida por un lado y mierda líquida por otro. Sabíamos que Sam no lo iba a tener fácil en su camino hacia el conocimiento pero realmente es revelador que el Gran Maestre de La Ciudadela, tal y como le dice en su conversación, no crea realmente que el muro no sea inexpugnable. Y eso es la mayor constatación de que más pronto que tarde veremos el muro resquebrajado y superado por el Rey de la Noche. Por otro lado, esta trama tiene un peligro elevado de verse reducida a una simple coda a cada capítulo que explique detalles al espectador para poder entender la trama principal. En resumen, aprende mucho Tarly pero vuélvete con tu espada de acero Valyrio cuanto antes a Invernalia.

Sam debe leer en diagonal unos cuantos libros de La Ciudadela y salir pitando para el norte. Esta trama tiene un peligro enorme de convertirse en la nueva trama plasta que hunde un buen personaje como le pasó a Arya con su paso por Braavos.

Breve detalle para Lord Jorah Mormont que tiene su aparición en La Ciudadela. Realmente yo creía que iría a la ciudad de Valyria pero algo ha pasado por el camino. Como hemos dicho desde el principio, este capítulo sobre todo sirve para mostrar a la audiencia dónde está cada uno de los principales y de la cohorte de secundarios. Y Jorah está ya en Poniente, buscando remedio para su mal en la ciudad del saber.

Y al fin… Daenerys en Poniente

Por fin. Siete temporadas. 61 capítulos nada más y nada menos para que Daenerys, la de la Tormenta, volviese a Poniente. Tras todo el peregrinaje con el kalesar, la conquista de la bahia de los esclavos, Meeren etc… creíamos que no íbamos a volver a ver a un Targaryan en Poniente. Pero no, ya ha llegado y tiene la típica escena de Daenerys, esto es, Emilia pone cara de enfurruñada y dice cuatro palabras. Qué de trabajo tienes con ella Tyrion.

Preciosos Zumaia y San Juan de Gastelugatxe en pantalla. Una pasada.

Por fin Daenery llega a Poniente. “Comencemos” le suelta a Tyrion frente al tablero de estrategia de Stannis. A ver qué pasa ahora, está sobre una mina de vidriagón, necesario para acabar con los caminantes.

Por resumir vemos que la serie y los personajes de las tramas se están estratificando un poco entre lo realista (Cercei, Jaime, Meñique, Varys, Sansa, Euron, Daenerys), todo aquello que tiene que ver con el Juego de Tronos realmente, y lo fantástico (Jon, Bran, Sam, Ed, Thoros, Beric, Melissandre, y por qué no llegado el caso, Tyrion). Además, hay un electrón libre, Arya, que se basa de lo fantástico para acabar con lo real. Pero, siempre, y cada vez más, el mcguffin de los caminantes blancos harán que la parte “realista” se deba reordenar en breve.

Habrá que ver si Jon y Daenerys entran en contacto por el vidriagón de Rocadragón, a qué clase de pacto podrán llegar… ya hemos visto con los de las islas del hierro que Daenerys no está dispuesta a que haya más rey o reina que ella y Jon no tiene mucho apego al trono… pero Sansa y Meñique estarán al acecho. Me interesa mucho más casi que el encuentro de Dany con Jon, el posible encuentro de Tyrion con Jon. Recordemos que cuando fueron compañeros de viaje al muro hicieron buenas migas. Por último, a ver si Bran entra ya en escena y abre los ojos a unos cuantos. Y posee a un dragón. Y vuela, como le predijo el cuervo de tres ojos.

En definitiva, ¡¡han pasado cosas pero tenemos tantas ganas de Juego de Tronos que todo nos parece poco!!

Anuncios