Recap – Juego de Tronos 7×06 – Más allá del Muro

[Ojo a los Spoilers] Como siempre, si tienes teorías o algo no te convence, comenta al final de post.

Llegamos al penúltimo capítulo de la temporada envueltos en el impacto mediático que está teniendo Juego de Tronos. Haters, hackers, filtraciones, artículos diarios en los principales diarios online nacionales y, en definitiva, la confirmación de que esta serie ha superado todas las posibles limitaciones de género para ser algo que mueve la actividad cultural, al menos, durante su temporada de emisión. Avanzamos semanalmente con nuevas emisiones y tememos el final de esta séptima temporada y el vacío que nos va a dejar por el aviso de HBO de que la próxima, la última, no se estrenará hasta 2019. Cuántas series y nuevas temporadas de otras deberán ser estrenadas antes de que alguna se acerque, aunque de lejos, al fenómeno que significa Canción de Hielo y Fuego. Puede parecer mentira pero se ha superado lo obtenido en la Sexta temporada y que comentamos al inicio de este blog en nuestro post inaugural. Y, para más inri, en pleno verano.

Pero vayamos al turrón que ya tendremos tiempo de evaluar esta temporada. Comencemos.

Tyrion y Daenerys. Hablando de todo un poco

Comienza el capítulo con la reina y la mano charlando de todo un poco. De lo de siempre, que si Dany es o no cruel, cuanto etc… y, novedad, sobre el futuro de la dinastía. Sorprende bastante esta nueva línea de preocupación de la mano de la reina. directamente Tyrion le dice a Daenerys que si ella palma nadie podrá continuar su trabajo y que, casi con seguridad, su gesta se diluirá como azucarillo en el agua. Daenerys quiere romper la rueda y puede hacerlo y si hubiera hecho caso a lady Olena, ella y su mano estarían charlando en la sala del trono de la Fortaleza Roja y, tras la charla, el pequeño Lannister llevaría unas flores a la tumba de sus hermanos. Pero no, ahí siguen ambos dos discutiendo sobre cómo conquistar de una manera elegante los siete reinos sin matar mucha gente ni hacer mucho daño y, si puede ser, sin que la reina Targaryen se acerque mucho al campo de batalla. Hay veces que nos parece que el bando de Dany se está comportando como esos villanos de James Bond que se sienten súper sobrados y le dan el tiempo suficiente al agente secreto para que se recupere y les chafe el plan. Porque si algo hay claro es que el bando de los dragones lleva capítulos vendiendo la piel del oso antes de cazarla y, que sepamos, la que sigue sentada en el incómodo sillón hecho de espadas sigue siendo la de siempre, esto es, Cercei.

Daenerys le repite al enano que ella no puede tener hijos y que sus hijos son sus dragones. «Error» grita la marabunta de telespectadores. No podrás tener hijos con alguien que no sea Targaryan… pero, en fin, a ver si nos confirman el famoso R+L=J y podemos ver qué pasa con estos dos, porque a Dany le gusta Jon y a Jon… sigamos.

Eva al desnudo, versión Invernalia

Meñique sigue dale que dale a la comedura de tarro de Sansa y ya se atreve a decirle lo que realmente quiere, esto es, que Sansa lance a Brienne contra su hermana pequeña. Sansa le dice que no por favor, pero al segundo se dedica a registrar la habitación de Arya a ver si puede coger el mensaje de cuervo famoso y lo hace desaparecer. Pero, claro, muy posiblemente avisada por el propio Meñique, allí aparece Arya y justo cuando Sansa encuentra las caras de la pequeña Stark, esta le pilla y le da zasca tras zasca.

Un par de apuntes. Las caras de Arya parecen de goma mala, no sé… un par de puntos menos a la magia de Arya. Y luego está el temita del acojone que nos da la actriz, Maise Williams, con su parlamento de «podría ponerme tu cara» etc… vamos que se abre la vía de que, si las cosas se ponen chungas, Arya se pueda transformar en Sansa. Aunque al final se marcha de la habitación y le deja tranquila a su hermana.

Sansa hace una cosa rara y es enviar a Brienne, en vez de ir ella misma, a la reunión que habrá en Desembarco, aunque a mí me parece que lo hace para poner tierra de por medio entre Arya y Brienne… algo así como poner lejos a la «grandota» y así no caer en la tentación de hacer caso a Meñique.

Doce del Patíbulo en busca de zombies

Centrémonos en lo que es el turrón del capítulo. Como en toda película de guerra con una patrulla detrás de las líneas enemigas, los guionistas dejan el tiempo suficiente para que entre los personajes principales del grupo vayan surgiendo las asociaciones y se vayan creando parejas que calen en la mente del espectador.

Así, hay una escena un poco forzada en la que Jon trata de devolver Garra a ser Jorah ya que, realmente, esta es la espada de los Mormont. Me pregunto cómo es que no se la ofreció a lady Lianna, siendo una de sus más fieles seguidoras. Pero no seamos tiquis miquis, en esta escena Jorah y Jon quedan comprometidos como hermanos de armas y vemos una pareja que funcionará bien en las guerras venideras.

masalla_4

De igual manera Tormund se asocia con el Perro con un par de hilarantes escenas en las que el hombre libre habla ya a las claras de sus intereses con Brienne de Tarth en una concesión a los fans que, aunque evidente, sigue siendo igual de graciosa.

Berric Dondarrion y Thoros de Mir quedan ligeramente desdibujados en esta parte de la aventura aunque luchan bravamente.

La primera intervención que tiene el grupo es con un oso polar zombie, y esto nos prepara para lo que vendrá al final del episodio con otro animal, no vayamos tan deprisa. Algunos han querido ver aquí un guiño de los guionistas a la otra gran serie de la historia contemporánea de la televisión, Perdidos y su famoso oso polar del que nunca más se supo en esas tramas que dejó deshilachada la excelente obra de J.J. Abrahams.

Sea como fuera, logran acabar con el plantígrado muerto viviente más o menos como pueden y eso nos mete en la realidad de la burrada que están intentando hacer estos descerebrados. Esto es: ir más allá del muro, meterse en mitad del territorio del Rey de la Noche y tratar de traer de regreso un muerto viviente es un plan absolutamente suicida. Pero no hay marcha atrás. Así que siguen avanzando y dan con un pequeño batallón de muertos. Parece que podrán coger uno de ellos y volverse rápidamente pero no, aparece un Caminante Blanco y las cosas se ponen reguleras. Aquí Jon saca a relucir su experiencia en acabar con Caminantes y le mete un espadazo de acero valyrio a este. El Caminante se deshace en cachos como ocurrió en Casa Austera y ocurre algo más. Casi todos los demás muertos vivientes se desmayan y perecen. Es una suerte de solución parecida a las de las películas de la Hammer de Drácula en las que los vampiros convertidos por el Príncipe de las Tinieblas se deshacían cuando acababas con este. Es recurrente pero tiene su lógica y, además, nos da un poquito de esperanza. Si al final hay que luchar contra el pequeño grupo de Caminantes Blancos y, acabando con ellos, se acaba con todos… igual puede hacerse.

Esto lo coge al vuelo Dondarrion que se pasa el resto de capítulo amenazando con irse a por el Rey de la Noche él sólo que ya que está ahí pues hay que aprovechar.

masalla_3

Como decíamos consiguen atrapar a uno de los muertos pero aparece el resto y deben escapar quedando atrapados en una roca y rodeados por millones de zombies. Aquí la discutida solución de que Gendry se vaya corriendo a avisar a los del muro y que estos llamen a Daenerys. En fin, es cierto que está ligeramente traido por los pelos y que Gendry tarda muy poco en llegar etc… pero oye, seamos sinceros, nos encanta. Y lo que viene después más.

masalla_7

¡No te inhibas, Dany!

Lo dicho. La situación es mala malísima para el equipo de Jon. Cercados en una roca por miríadas de zombies esperan sin una salida clara. El Rey de la Noche mira a lo lejos al bastardo en plan «tú tranquilo que al final te voy a dar lo tuyo». Y pasa lo que tenía que pasar en algún momento. Daenerys y los dragones al rescate. Primeras, y maravillosas, escenas de dragones matando zombies y la reina Targaryan dándolo todo por el bando de los vivos.

masalla_7

Cuando ya nos preguntamos «y si se cargan al rey de la noche y ya nos dedicamos al trono de hierro lo que queda de serie» pasa lo que tenía que pasar. El Caminante Blanco jefe tira una lanza y se ventila a Vyserion. Tras el shock inicial, Jon le grita a Daenerys «escapa» mientras esta le mira de esa manera que sólo se mira a alguien por el que lo darías todo. A trancas y barrancas, Daenerys consigue escapar con todos excepto el rey en el norte que desaparece arrastrado por unos cuanto muertos.

masalla_5

La familia es lo que importa, tío Benjen

Danerys espera en Guardaoriente en una escena muy parecida a la de la Princesa Leia en la luna helada de Hoth mientras Luke y Han pasan la noche al abrigo de un Taun Taun. Mientras tanto, Jon sale del agua y cuando parece que va a morir masacrado por los zombies aparece el tío Benjen que le da el caballo y le dice «escapa».

Allí se queda atareado el hermano de Ned que por otro lado no sabemos si está o no está del todo muerto o vete a saber. La cosa es que salva al segundo Stark tras hacerlo con Bran a la salida de la cueva y tras  la muerte de Hodor.

Hace tanto tiempo que no me llamaban Dany

Jon llega medio muerto al muro y lo llevan al barco de la reina. Ella le vela hasta que se despierta a lo que le sucede una conversación que confirma todo lo que todos queríamos. Esto es, Jon por fin se arrodillaría, si pudiese, y le jura lealtad, que para alguien como Jon Nieve es algo así como una declaración y a Dany pues también le hace tilín.

jonerys.jpg

La reina también ve las cicatrices del bastardo y comprende que no está ante una persona normal sino ante alguien que ha luchado contra el rey de la noche, ha muerto y ha vuelto a la vida para hacer algo que debe hacerse.

Behind Blue Eyes

Y cuando parece que todo va bien, … pues excelente escena final en la que miles de muertos vivientes bajo las atentas miradas del Rey de la Noche y sus comandantes se afanan en sacar al pobre Vyserion del agua. Una vez que lo sacan, el caminante se acerca y le impone una mano. Lo que ocurre no por previsible es menos aterrador. Ahora, el ejercito de lanoche dispone también de su propio dragón.

cover_1

Tras el anterior capítulo, menos épico y de transición, este Más allá del Muro desata todo el despliegue de medios de Juego de Tronos. Es verdad que tiene el uso del tiempo y del espacio propio de la serie, que siempre ha sido arbitrario, y que no conlleva giros muy sorprendentes de guión pero también es verdad que supone un auténtico climax dentro de esta magnífica temporada y una preparación excelente para el episodio final que es esperado como nunca.

Dentro de las teorías que despierta este capítulo cabe destacar dos puntos que se están repitiendo a lo largo de la temporada. Por un lado la oposición entre Daenerys y Cercei. Los guionistas se están basando en esta oposición como motor de buena parte de las tramas de esta campaña. Es más, incluso en el aspecto de la maternidad y de la pérdida de sus hijos y también, por qué no, en el aspecto más escabroso de sus relaciones, o posibles relaciones, el incesto.

En estos momentos Cercei está embarazada y Daenerys, a pesar de no haber podido tener hijos hasta ahora, se da por hecho en el ambiente fan de que con Jon podrían tener descendencia, al ser los dos Targaryan.

Esto nos lleva al segundo punto repetido hasta la saciedad esta temporada. Que los hijos no tengan que pagar por los errores de los padres. Y juntando ambos ¿podrían dar los guionistas una salidad para una coalición de los vivos en que ambas madres pacten en pro de lo mejor para sus hijos una paz entre vivos y una guerra contra los muertos? puede ser.

Y en otro orden, quedan 79 minutazos de capítulo final en el que estamos seguros de que veremos una cumbre entre los protagonistas principales de la serie y una decisión importante, sea cual sea. Y en Invernalia quién sabe si la confrontación final entre Sansa y Arya y ¿la muerte de Meñique? Bran comprendiendo al fin sus poderes y dando una información a los combatientes de los vivos, o quizá saltando en el tiempo y descubriéndonos algún aspecto importante sobre el Muro o sobre la identidad y las razones de los Caminantes. Y otra apuesta, Fantasma va a aparecer seguro.

En definitiva, nos preparamos para el capítulo final de esta maravillosa temporada siete de, ahora sí, la mejor serie de la historia. ¡¡Qué largo se nos va a hacer hasta que se estrene la temporada 8!!

 

 

 

Recap – Juego de Tronos 7×05 – Guardaoriente

[Este Post es oscuro y alberga spoilers, ten cuidado] Como siempre si tienes correcciones, comentarios, teorías o cualquier cosa que te apetezca decirnos, no te cortes y comenta al final de la entrada.

Tras la épica absoluta desatada en el capítulo anterior nos encontramos ante lo que Benioff & Weiss entienden como «un capítulo de transición», es decir, poca acción pero mensajes muy importantes, a veces simplemente dejados caer a lo largo de su metraje.

Por tanto, más que nunca, este Recap puede ayudaros para recopilar toda la información que hemos visto a lo largo del mismo y, quizá, a daros cuenta de algunos detalles que se os habían escapado. Ya sabéis, ¡comencemos!

Jaime y Bronn, esa pareja. Daenerys y los «rescoldos» tras la batalla

Lo primero que se nos viene a la cara en este capítulo es una sonrisa al descubrir que ha sido el mercenario Bronn el que ha salvado a Jaime e, incluso, le echa la bronca por su inconsciencia. Como veremos más adelante Bronn va a jugar un papel importante como «tercer» hermano Lannister y puede que en breve deba abandonar al mayor de los hermanos, quien sabe si para volver con el «pequeño» Tyrion.

Pero la parte amable acaba pronto. Daenerys habla al ejército, o los restos, Lannister. Como siempre plantea soluciones de extremos. La reina dragón no contempla nunca un término medio y les pide que se arrodillen (¿no podrían simplemente jurar lealtad? recordemos a Jon con los herederos de los Amber y los Karstack, luego ellos si quieren que se arrodillen o no) o que mueran.

Evidentemente el padre de Sam no puede cambiar tantas veces de bando y pasa infinito de rendirse y jurarle lealtad a la Khalessi y, además, pasa de irse al muro a vestir el negro. Mejor para el Comandante Ed porque tener a este hueso a tus órdenes y los caminantes acechando el muro debe ser bastante difícil de gestionar. Así pues, nada que no se arrodilla y sorprendentemente su hijo Dickon tampoco. Tocar morir. Y Daenerys lo hace con despliegue de medios. Nada de coger la espada y cortarles la cabeza, no. Dracarys y a churruscarlos. Así quedan volatilizados en un santiamén.

tarly.jpg

Esta escena acaba con Tyrion y Varys hablando sobre si Daenerys es o no tan malvada como el rey loco. Realmente nos empezamos a dar cuenta que Daenerys no convence del todo a sus consejeros. Varys de hecho ya plantea que él mismo ha estado en una situación similar con el padre de Daenerys y que allí no fue lo valiente que debió ser. Así que la khalessi es la mejor opción frente a Cercei pero si hubiera otra… ahí lo dejamos.

Momento Dragón

Daenerys vuelve a Rocadragón y Jon le está esperando. Aquí se desata el primer momento dragón entre Drogón y Jon. Jon se atreve a acaricierle y vemos como el dragón le reconoce. Sí, le mira y le reconoce y es que ya queda menos para que se confirme lo que todos estamos esperando. El famoso: R+L=J.

Jon-Drogon.png

La tensión sexual incipiente entre Jon y Daenerys queda desinflada cuando un dozrhaki informa a la reina que Jorah Mormont ha llegado a Rocadragón.

Giro en la trama. De repente «todos» se creen la existencia de los caminantes

Avanzamos a Invernalia y vemos al «cambiapieles» de Bran volando al otro lado del muro en la forma de una bandada de cuervos. Muy cerca del muro (aunque ya sabemos cómo maneja el espacio y el tiempo esta serie) aparece ya el ejército de la noche y, otra vez, el Rey de la Noche cazá a Bran y le echa una mirada de esas que hacen que te cagues directamente. Bran decide enviar a todos los reinos un cuervo informándoles que queda poco tiempo. Jon lo recibe en Rocadragón y también que tanto Bran como Arya están vivos.

Aquí sucede un giro que, aunque explicable, queda un poco extraño. Reunidos el consejo de la reina dragón, Jon da la tabarra con lo de siempre y de pronto ya no se está discutiendo si es o no verdad sino ¡cómo convencer de ello a Cercei para que se les una!

No es que nos quejemos de que al final le hagan caso al Rey en el Norte pero sí que es un poco extraño este giro y aún más que la solución para el mismo sea llevar un muerto viviente a la reina de Desembarco. A ver ¿estamos seguros de esto?¿tal y como es Cercei creemos que llevarle un zombie va a ser suficiente?

Sea como sea, se queda que Lord Davos acompañará a Tyrion a Desembarco para ver cómo puede progresar la idea. Lo que digo, todo un poco cogido por los pelos.

En Invernalia Sansa saca otra vez la patita… pero ahora está allí Arya para darle un zasca

Cambio de tercio al Norte. En el consejo de lady Stark el de siempre de los norteños, lord Glover, junto con el tonto útil de lord Royce le doran la píldora a Sansa: que si hubiera sido mejor elegirla a ella como reina del Norte, etc… Sansa no les para los pies de una manera muy seca pero ahí está Arya para ponerle el espejo delante de la cara.

En esta trama del Norte Arya ha llegado para ser el contrapunto de Sansa pero no sabemos realmente si todo no estará orquestado por Meñique. Arya le está vigilando y entra en su habitación para descubrir qué mensaje ha pedido el taimado Baelish al maestre Wulkan para eliminar. Arya lo encuentra en los aposentos del consejero y lo lee, sólo atinamos a oir » ha muerto debido a sus heridas», pero ya internet bulle con que es el mensaje que Cercei obligó a Sansa a escribir cuando Rob se erigió Rey en el Norte pidiéndole que fuese a Desembarco a postrarse ante Joffrey y que Ned Stark había muerto debido a que había traicionado al verdadero rey al alinearse con Stannis.

Lo dicho, nos alegra que Arya ponga los puntos sobre la íes a Sansa pero es preocupante que Meñique esté detrás de darle esa información a la pequeña de los Stark porque seguramente la utilizará de una manera violenta contra su hermana. Jon vuelve pronto porque esto se va a convertir en un avispero, una escalera como diría Meñique.

Cercei y Jaime. Qué esperar cuando se está esperando

De vuelta a Desembarco, Bronn orquesta un encuentro entre los hermanos Lannister que nos vuelve a transmitir la idea que Jaime ya no es tan malo y que quiere a su hermano pequeño. Tyrion le cuenta la loca idea de traer a la capital un zombie y Jaime dice que le parece bien o al menos que no le parece descabellado.

De todo esto queda que Bronn está «quemado» para Cercei así que me parece que dentro de poco aparecerá por Rocadragón.

Jaime corre a contarle todo a Cercei que, como la mala malísima que es, ya lo sabe, cómo no. Otro giro sorprendente de guión sucede aquí. Repentinamente a Cercei le parece bien una parada en la guerra por el Trono de Hierro. Y lo que es más sorprendente aún, dice que está embarazada y que va a decir a todo el mundo que el hijo es de Jaime.

El embarazo de Cercei está en el ojo del huracán de todos los foros. Que Qyburn estuviese en su estancia recomendándole algún medicamente hace saltar las alarmas. Además parece el mejor método para que Jaime siga absolutamente fiel a su hermana. Muy conveniente este embarazo, sin duda.

En paralelo descubrimos por qué Lor Davos ha ido realmente a Desembarco. Davos encuentra al bastardo de Robert, Gendry, y le suelta el chiste que todos estábamos esperando, «te hacía todavía remando». Menudas coñas que ha habido al respecto. Gendry se une de nuevo a la serie. Bien, sobre todo para Arya.

Lo más importante de toda la serie se suelta así, de pasada

En la Ciudadela Sam ha tenido ya demasiados maestres, archimaestres, etc… como dijimos hace tiempo, cógete a tu chica, al pequeño Sam y la espada de acero valyrio y vete corriendo para el Norte.

sam_leyendo.jpg

Pero antes de que que se decida a irse Eli suelta así, como de pasada, que Rhaegar Targaryan anuló su matrimonio en Dorne y se casó… con otra… y claro, con esto ha petado todo.

¡¡¡QUIERE DECIR ESTO QUE JON NO ES UN BASTARDO SINO QUE ES HIJO LEGÍTIMO DE RHAEGAR!!!!!!!

Si esto fuese así, y os prometo que me atranco con el teclado mientras escribo estas líneas, Jon no sería simplemente un bastardo Targaryan-Stark sino que sería un Targaryan legítimo, el legítimo heredero de la casa Targaryan y, lo que es más, la conjunción de Hielo y Fuego en sí mismo…

Lo normal hubiera sido que Sam hubiese pillado la información a la primera, que lo hubiera confirmado con el archimaestre, que hubiesen enviado cuervos y que Daenerys y Jon conociesen la noticia de inmediato, … pero claro, esto es Juego de Tronos así que es probable que hasta el último capítulo de la próxima temporada esto no se confirme y se sepa por todos…

Doce del Patíbulo en Guardaoriente

Viajemos hasta el punto más alejado del Muro, Guardaoriente del Sur. Es evidente que para poder coger a un zombie hay que buscar a un equipo de personajes que no tengan mucho que perder. Así la serie se torna en un trasunto de Doce del Patíbulo: Jon Nieve, el bastardo de Invernalia, Tormund el jefe de los hombres libres, Sandor Clegane, el perro, Berric Dondarrion, el resucitado, Thoros de Mir, el sacerdot loco y Gendry el bastardo de Robert. Todos a una salen al otro lado para completar una misión absolutamente suicida. Veremos, comiéndonos las uñas, qué ocurre.

guardaoriente.jpg

En definitiva, este capítulo es de transición pero transmite una cantidad de información increible y de calidad. La más importante e impactante la posibilidad de que Jon sea legítimo. Pero no es la única. Que Drogón reconozca a Jon, la reaparición de Gendry, Tyrion y Jaime, la posibilidad de un armisticio, el embarazo de Cercei, Meñique y su posible trampa a Arya y Sansa, … y de nuevo personajes importantes al otro lado del muro. En definitiva, sólo quedan dos capítulos y, seguro, serán memorables.

 

Recap – Juego de Tronos 7×04 – Botines de Guerra

[Contiene el mayor cúmulo de spoilers que hemos podido reunir] Atención, si al final de esta entrada dejas tu comentario con tus teorías, las leeremos y comentaremos en el podcast que dedicaremos a este capítulo, además de hacernos mucha ilusión.

No digáis que no os lo hemos dicho, nos encontramos ante la mejor temporada de Juego de Tronos, de largo. Por primera vez unas promesas efectuadas por una gran compañía de entretenimiento americana son absolutamente verídicas. Si ya fuimos traicionados unas cuantas veces con cuartas partes de Indiana Jones y similares, aquí nos encontramos ante el absoluto triunfo de una producción de fantasía creada por y para un público masivo. Queríamos dragones, batallas sin cuartel, personajes malvados tan cautivadores como los buenos, preocuparnos por el destino de gente deleznable igual que haríamos por el protagonista absoluto. Queríamos, en definitiva, Juego de Tronos al 100 %. Pues lo tenemos. Hemos cruzado el ecuador de la séptima temporada mirando con la cabeza bien alta al resto de temporadas. Poca sombra le hacen estas ya. Sólo nos interesa seguir avanzando en las tramas y saber qué diablos va a pasar. Como dijo la reina Targaryan, comencemos.

Jon y Daenerys ya se hablan. ¡Bien!

Missandei, que ejerce un poco como la amiga confidente de la reina, le explica un poquito a Dany sus aventuras con Gusano Gris y, lo importante, capta la mirada que dedica la reina al Rey en el Norte mientras este le pide un poco de atención. Aunque hemos pasado de una química inexistente a una atracción en ciernes entre los dos protagonistas quizá algo forzada, esta posibilidad de relación entre ambos seguro que ha sido uno de los puntos más álgidos del episodio para algunos.

Jon conduce por las grutas de Rocadragón a Daenerys para enseñarle la mina de vidriagón.

Finalmente llegan a una zona estilo Altamira donde pueden ver pinturas rupestres en las que se representan a los Niños del Bosque y los Primeros Hombres luchando contra los Caminantes Blancos, representados con sus característicos ojos azules. Un pelín traído por los pelos aunque sirve a Jon para volver a decirle a Daenerys que deben unirse contra el peligro mayor . Aquí Daenerys vuelve a pedir al norteño que se arrodille ante ella y en esa petición vemos realmente el primer momento de atracción mutuo. No sabemos si finalmente Jon se arrodilla o no, aunque queda claro que los dos reyes rebeldes se llevan bien. Y ya se hablan.

El momento se rompe al salir de la cueva ya que la pareja Varys+Tyrion le informan a la reina de los últimos desastres, la pérdida de la flota de hierro, los Dornienses y de la caída de Alto Jardín. En definitiva que poseer Roca Casterly parece poco botín de guerra. Aquí sucede uno de esos momentos de «Furia Targaryan». Cercei está harta de Tyrion y sus estrategias y decide coger sus dragones y arrasar la Fortaleza Roja. Tyrion se queja amargamente pero ya no tiene influencia en temas de estrategia sobre la reina. Un halo de sospecha recae sobre él. Daenerys duda de que el enano quiera ver caer a sus hermanos. Volvemos a ver, como en el primer episodio, los problemas de lealtad a los que siempre se enfrentan los seguidores de Daenerys, y cómo esta está siempre buscando que la reafirmen. Finalmente tiene que ser Jon Nieve, al que ni le va ni le viene, el que de su consejo a la Targaryan y, lo que es más importante, el que sea escuchado. Vemos, por tanto, que Jon en dos capítulos ha pasado de no ser nadie en la corte de Rocadragón a ser un importante consejero para la  Khalessi. Y quién sabe si un nuevo Darío Naharis.

Cercei y el Banco de Hierro. Los Lannister siempre pagan sus deudas

Otra escena de Cercei y el representante del Banco de Hierro que vuelve a dejarnos a la Reina de Desembarco con una cara de aversión muy importante y dándole de nuevo al vino. Los Lannister han ejecutado muy bien su estrategía para lograr la pasta suficiente y pagar sus deudas con la institución de Bravoos. Parece que todo marcha con los banqueros aunque el representante repite las veces suficientes como para que lo anotemos que todo irá bien si reciben el botín en sus oficinas. Así podemos darnos cuenta de que estos ahora están con Cercei y mañana estarán con Daenerys. Todo depende de lo que puedan sacar de todo el caos de Poniente.

Cercei le informa de que su siguiente alianza la cerrará con la Compañía Dorada, unos mercenarios. Los guionistas se están sirviendo de contraposiciones para manejar las tramas, es decir, contraponen a Daenerys con todas sus lealtades ganadas y elegidas con Cercei, a la que la gente en general y particular le dan igual, y sólo basa el juego de lealtades en pagar por ellas. Sin embargo, estamos en Juego de Tronos y puede que para lograr el trono de hierro tener lealtades elegidas no sea lo mejor o lo más inteligente. Todo aquello que tiene un precio no entiende de lealtades.

Me queda una duda con toda esta trama de Cercei. Es evidente que si Tywin Lannister hubiera podido pagar su deuda de una manera tan inmediata lo hubiera hecho y, además, Cercei no suele admitir que la manejen, aunque el que maneje esos hilos sea la entidad de Hierro. Por todo esto me parece que habrá noticias de la Lannister en la oficina del Banco. Tiempo al Tiempo.

Invernalia. Sansa, Bran y Arya. No caben más Starks

Otra vez Meñique conspirando en Invernalia. Le entrega a Bran el puñal con el que intentaron matarle. Ese puñal de acero Valyrio que se dijo que era propiedad de Tyrion pero no era así. Bran no está para nada, ni ser el Lord de Invernalia ni tener posesiones terrenales. Eso sí, le laza un zasca a Meñque recordándole lo que le dijo a Sansa sobre el Caos, eso de que era una escalera para que alguien inteligente y sin una familia noble como él pudiera ascender.

Es un poco patética la escena de la despedida de Meera. La pobre ha perdido todo por él y a él le da igual. Ya habíamos apreciado en la temporada pasada que Bran es un egoísta y que un montón de personajes estaban palmando por su culpa y él ni caso. Se confirma que le da igual y volvemos a preguntarnos ¿además de parecer raruno, qué va a hacer Bran con ese poder que se supone que tiene?

Llega, por fin, Arya a Invernalia y el reencuentro con Sansa es bonito aunque, otra vez, Sansa falla al catalogar a las personas y no cree que su hermana pequeña sea un asesino peligroso. No es hasta que la ve pelear con Brienn cuando toma en consideración a la pequeña de los Stark. Arya se queda con el puñal de Bran y ya tenemos otro personaje con arma «anti-caminante». Arya rebusca en su lista y no encuentra el nombre de Meñique así que por ahora lo deja tranquilo. Por ahora, porque creo que Arya está pensándose volver a abrir la famosa lista a nuevos candidatos.

Theon llega y Jon está allí

Mini escena para lora Davos y Missandei. Es evidente que al caballero de la cebolla le resulta simpática la traductora consejera de la reina. Después de hacerle una referencia a Nieve sobre si, directamente, le atrae la reina dragón conversa con la consejera sobre cómo ha llegado a su posición y si es o no una esclava. Missandei lo tiene claro pero a nosotros se nos queda la duda, veamos, Davos era un pirata y ha terminado siendo mano de dos reyes; Stannis y Jon. Por qué no se pone esas «cosillas» más en valor en la relación de los «acomplejados» norteños con los cortesanos de la Khalessi es un misterio que aún no entiendo. Como que no se explique qué Jon cree en caminantes blancos y muertos vivientes pero es que ¡él mismo es un resucitado!

Un barco llega a las costas de Rocadragón y trae nada menos que a nuestro cobarde preferido, Theon Greyjoy. Jon le agarra bien fuerte pero le perdona la vida. Al final, gracias a él Sansa puede ser lady Stark de Invernalia.

Daenerys no está le dice Jon a un Theon acochinado ¿y dónde está? Nos preguntamos. La respuesta es: en la mejor batalla que se ha visto en la televisión desde la de los bastardos.

Por fin Daenerys y Drogón juntos en Batalla… Y mola, vaya que si mola

Sabéis que en Interludio hay opiniones para todos los gustos y alguno de nosotros no tiene a Daenerys entre sus personajes favoritos pero, unánimemente, debemos decir que la reina sobre Drogón gritando Dracarys y quemando a todo el ejército Lannister y sus suministros para pasar el invierno es de las cosas más épicas que hemos visto nunca.

Jaime y Bronn, juntos de nuevo, observan Alto Jardín mientras Ser Tarly y el hermano de Sam,  Dickon, preparan el envío del Botín de la caída de la casa Tyrel a Desembarco. Lamentablemente el dinero ya ha cruzado el paso sobre el Aguas Negras camino de la capital (nota mental, Cercei, si quiere podrá pagar al Banco de Hierro o … A una montonada de mercenarios), pero aún quedan de pasar ejército y carretas infinitas de víveres que permitirán a los aliados Lannister pasar sin problemas el invierno. Como bien dice Tarly es un momento crítico y el bando Targaryen puede aprovecharlo para asestar un golpe. Y vaya si lo aprovechan.

Los Dozrakhi aparecen en lontananza (nota mental, Dany estos sí que sí, estos sí que saben pelear) y ves como Jaime (es un comandante, quizá lo que le falta a Daenerys, Jorah vuelve) organiza al ejército. Puede que los salvajes sean mortíferos pero Jaime perderá muchos hombres y conseguirá salvar los víveres, algo más valioso. Sin embargo allí aparece Drogón con su jinete Real y todo cambia. El mundo de Jaime cambia en un instante. La guerra cambia en un aleteo del gran dragón. Dracarys, grita Daenerys y miles, literal, miles de soldados son carbonizados en segundos… Y carretas de grano también.

Bronn se pone a los mandos de la pedazo de ballesta de Qyburn y es capaz de clavarle una flecha al dragón que, por sabido que iba a ocurrir, no nos deja de doler a todos los que lo vemos. Por un instante la duda se instala en los espectadores… ¿Podrán ser tan hijos de… Lannister de acabar con los dragones? Pero no, parece que sólo lo han herido. Daenerys descabalga y trata de quitarle la flecha a su hijo pero no puede. En ese momento Jaime, que otra cosa no pero es un valiente, pilla una lanza y a uña de caballo trata de acabar con la Khalessi. Se acerca tanto que parece que lo va a lograr. Todos los corazones se mantienen en un puño y entonces Juego de Tronos obra el milagro. Drogón protege a su madre lanzando un chorro de fuego que va a alcanzar al hermano de Tyrion y todos, absolutamente todos, que hace un instante queríamos que Daenerys no fuese herida por Jaime, queremos que el dragón yerre su tiro.  Una persona, providencial y sin identificar, tira a Jaime al río. La armadura hace que el Lannister viaje hacia el fondo del río.

Así llegamos al ecuador de la séptima temporada. Muchas preguntas lanza este capítulo. ¿Qué va a ocurrir con Jaime? ¿Qué siente realmente Tyrion mientras los Dozrakhi masacran a sus paisanos?, ¿cómo está Drogón?, ¿quién salvó a Jaime?, ¿cuándo volverá Jon Nieve a Invernalia?, ¿de dónde sacarán reservas de comida la gente de Poniente ahora que la Targaryen ha chamuscado todas las del Dominio?, … Que se añaden a las ya planteadas en otros capítulos ¿qué van a hacer los caminantes?, ¿por qué Sansa y Meñique parece que van a conspirar contra Jon?, ¿cuánto tardarán en romper los encantamientos del muro?, ¿qué diablos va a hacer Bran con todo ese poder que tiene? Y a la ya seminal duda fundacional de ¿quién es el padre de Jon?… La guerra se está preparando y las primeras batallas han sido épicas. Hemos tenido tierra, mar y aire. Espectacular la parte técnica relacionada con los dragones pero también increíble la batalla naval de capítulo 2.

El próximo capítulo se llama «Guardaoriente» y sólo con ese nombre echamos a volar la imaginación. Será ese el primer punto del muro que verá el acoso de los Caminantes Blancos. Será Euron el que lo asedie por mar, iniciando la guerra de Cercei con los rebeldes del Norte. Recordemos que Tormund y el pueblo libre son los que ahora defienden esa fortaleza norteña de la guardia de la noche ¿aguantarán el envite fieles a Jon sea quién sea el enemigo? ¿Podrá Sansa mantener su lealtad en ausencia del Rey en el Norte? ¿Y Meñique, … Aprovechará el caos para subir en la escalera hacia más arriba? En definitiva, todo está abierto y todo puede pasar. Qué serie Dios mío…

 

 

Recap – Juego de Tronos 7×03 – La Justicia de la Reina

[Contiene spoilers, infinitos spoilers] No os olvidéis de dejar vuestros comentarios al final de esta entrada y los leeremos en el podcast de revisión de este capítulo.

Avanza la temporada con un excelente tercer capítulo que será histórico por marcar el punto en el que Daenerys de la Tormenta y Jon Nieve, rey en el Norte, se conocieron… aunque siguen sin entenderse. Por fin, Hielo y Fuego se han unido y ahora nada volverá a ser igual, si salen de esta. Con los caminantes blancos acechando por el Norte y algo aún más mortífero y palpable como la reina Cercei por el Sur, la madre de dragones está empezando a conocer las verdades del barquero, es decir, que puedes tener tres dragones sí, pero tres dragones pueden no ser suficientes si no sabes absolutamente nada de tu adversario.

Tanto tiempo esperando este momento…

Así es, el capítulo no deja pasar más tiempo del necesario, escasos segundos  para directamente presentarnos al amigo Tyrion esperando a Jon Nieve. Histórico. Conjunción planetaria que dirían algunos. Jon Nieve llega a Rocadragón para, primero, sentirse como todo norteño cuando baja más allá de los Dos Gemelos, esto es, mal y con sensación de desorientación. Y segundo, para tratar de convencer a Daenerys de que se deje de historias que los caminantes blancos son el verdadero enemigo. Como era de esperar (y ya lo comentamos en nuestro podcast sobre el capítulo anterior) tanta ilusión teníamos que sólo podía acabar en decepción.

danyJon

Mención especial a Lord Davos. Si ya levantó la partida cuando servía a Stannis y ambos pedían dinero al Banco de Hierro mediante un parlamento inspirado, aquí vuelve a intervenir inteligentemente en favor de Jon describiendo sus hazañas y levantando el ánimo del bastardo, que parece un poco acochinado por el tema de los dragones y la reina Targaryan.

Sin embargo Daenerys parece que no cree a Jon. Como Tyrion le dice a Nieve, no es posible llegar de repente a un sitio y decir que docenas de miles de muertos vivientes avanzan para acabar con todo rastro de vida en el mundo y que inmediatamente todos se pongan a una a luchar contra ellos. Luchar contra Cercei resulta reconfortante en comparación con enfrentarse al Rey de la Noche. Al menos, hay esperanza.

De todas formas y gracias al enano, Jon se lleva una concesión para la explotación de Rocadragón. Y eso, aunque a Daenerys y a Tyrion les parece poca cosa, es mucho para el rey en el norte.

Euron, Cercei y Jaime. Nuestro triángulo preferido

Muchos dirán que Olena es su personaje preferido de este capítulo pero, por favor, reconozcamos de una vez que Cercei está cumbre en este inicio de temporada. Y Lena Heady está literalmente soberbia. Qué capacidad de trasmitir odio e indiferencia, determinación y crueldad con poquitos gestos y mucha, mucha presencia. Lena, este año te tienen que dar algún  premio de los gordos porque estás en lo más alto.

Vayamos al tema. Cercei sigue en su camino de girar absolutamente las tornas ayudada por Jaime y el capitán de los catorce mares, el gran Euron Greyjoy.

En esta ocasión, Euron es recibido como un héroe en Desembarco con sus preciados regalos: Elaria Arena y su hija, la única serpiente de arena que queda viva. Lo que sigue es una demostración de crueldad infinita por parte de Cercei. Muchos decían que Euron iba a ser peor que Ramsey. Seamos sinceros, peor que Ramsey, Joffrey y Meñique juntos sólo hay una. La reina Lannister.

elaria

Dicho lo cual, hay un intercambio de frases inteligentes entre Euron y Jamie que da como saldo la victoria del primero. Y es que en este capítulo Jaime acaba como gato escaldado, como veremos luego. A pesar de ello, Jaime no carece de inteligencia, y la demuestra cuando le confirma al pirata que los mismos que les jalean hace poco les escupían. Como la vida misma.

Cercei se vuelve a liar con Jaime y ya no tiene miedo a que les vean. Y es aquí por donde puede empezar el principio de su fin. Si ya lo pasó realmente mal en tiempos del gorrión supremo por esto, parece increible que vuelva a caer en lo mismo. Y es que ambas reinas, tanto Daenerys como Cercei, tienen como su peor enemigo su propia arrogancia.

Pero por el camino Cercei establece todas las alianzas que intenta. Otra nueva a las ya vistas en otros episodios es la del Banco de Hierro. Y ya van…

Varys y Melisandre. Otra extraña pareja

Varys y Melisandre son ambos de Essos y parece que la Araña utiliza esa paisanía para intentar sonsacarle información a la sacerdotisa de fuego. Realmente es extraño que la persona que más ha empujado para que Jon y Daenerys se encuentren no vaya a ver qué pasa, pero la servidora de la luz es más sabia por vieja que por diablesa y le da un par de zascas al eunuco. El más interesante es que le anuncia a Varys que volverá y que ambos morirán en Poniente. Veremos.

Bran llega a Invernalia. Por fin

A ver Sansa. ¿no tienes consejeros norteños? ¿qué haces siempre con Meñique y Lord Royce? ¿no podrías juntarte más con lady Lianna Mormont, por ejemplo?

Pues no, ahí está Sansa otra vez con el diabólico Meñique que en este capítulo se contagía un poco del surrealismo de Arya y empieza un trabalenguas dificil de entender. Algo así como que no  tenga prejuicios pues todos pueden ser enemigos y que juegue con todas las posibilidades en su cabeza. Algo muy raro. Esta digresión es interrumpida por la llegada de Bran al castillo. Evidentemente Sansa se alegra muchísimo, Bran era un hermano muy querido por ella. Y tarda, literalmente, menos de cinco minutos en decirle a Bran que es el verdadero señor de Invernalia. No sé, Sansa, un poco más de lealtad por Jon no vendría mal, que luego que si nos metemos con ella, etc, etc…

bran

Bran no está para cosas terrenales como heredar tierras y castillos. Como vamos comentando en los podcast es evidente que Bran es muy poderoso pero también que aún no sabe utilizar su poder.

Dos apuntes. Bran dice que tiene que hablar con Jon (a ver si ya nos aclaran lo de Lyanna y Rhaegal, por dios) y Sansa se siente francamente incómoda con las nuevas habilidades de su hermano pequeño.

Ya sólo falta Arya y pueden montar una pequeña fiesta Stark.

Jorah Mormont está curado. Bien por Sam

La operación de eliminación de la Soria Gris ha sido todo un éxito y Ser Jorah está totalmente curado. Sam es un tipo peculiar, ha conseguido algo que otros consideraban imposible y aun así el Archimaestre no le concede mayor crédito a sus historias sobre los caminantes. Mormont abandona la Ciudadela camino de Rocadragón. Ahí creo que va a ir el impulso de estrategia que necesita la Khalessi porque desde luego Tyrion está fallando mucho en ese aspecto.

Roca Casterly. Otro fallo inexplicable de Tyrion

Tyrion nos va contando con voz en off toda la historia de cómo los inmaculados conquistan una Roca Casterly que, a pesar de las apariencias, no significa nada ya para Cercei. Es otro error de cálculo de Tyrion que en tres episodios ha liquidado una armada con los mejores barcos de las islas del hierro, el ejército dorniense y el ejército tyrrel, y además ha dejado sitiados a los inmaculados en Roca Casterly, a merced de la «verdadera» armada de hierro, la de Euron.

Resumiendo. Daenerys ya sólo tiene a los dozrhakis y a los dragones. Y como muy bien le recuerda Misandei, para utilizar los dragones ella misma debe ir montada en uno de ellos y, por tanto, se tiene que exponer a lo peligros de una batalla y a cualqueir flecha perdida que la mate de improviso.

Jaime y Olena, gran escena final

Jaime ha estado en varias guerras y está ejerciendo de buen comandante. Lo último, y acompañado de parte de los nobles anteriormente leales a la reina de las espinas, como el padre de Sam y su hermano, es marchar sobre Alto Jardín. Y coquistarlo.

Entre todos han engañado a Daenerys y su consejeros, haciéndoles creer que llevaban a la capital Lannister el ejército cuando en realidad se dirigían a Alto Jardín. Es otro error inexplicable de Tyrion al que le está haciendo daño infinito no disponer de espías en la corte de Desembarco. La Araña ha perdido su toque o sus pajaritos han sido reclutados al completo por Qyburn. No lo sabemos pero el bando Targaryan es ahora mismo como un boxeador sonado andando sin rumbo por el ring.

olena_jaime

Vovliendo a la escena de Jaime, vemos que si en este capítulo  el Guardia Real ya ha ejercido de sparring de lujo con Euron, aquí se lleva una somanta muy interesante por parte de la anciana Olena. Jaime, que no es tan malo como Cercei ni tan bueno como Tyrion, le ha preparado una muerte digna a la última de los Tyrrel. Sin embargo esta le paga contándole quién realmente mató a su primogénito. Olena muere pero matando con una conversación de mucha altura que es lo mejor del capítulo.

¡Ojo! con esto, Jaime puede confirmar que Tyrion no mató a Joffrey. Supongo que para Cercei no importará pero al menos para él sí que será importante contrastar que cuando liberó al enano tenía razón. Luego se cargó a su padre y de eso ya no le libra nadie, claro.

En definitiva, gran, gran capítulo. Pequeña decepción porque Jon y Daenerys no han conectado y tardarán algunos capítulos más en hacerlo. Esperemos que lo hagan. Según van las cosas, la altiva Targaryan es más que probable que tenga que suplicar ayuda al lobo blanco norteño. Veremos qué ocurre en los próximos capítulos.