Reseña novela – SS-GB (Len Deighton, 1978)

Una de mis motivaciones para tener un blog como este es poder compartir con cualquiera de los lectores que os acercáis a él pequeños (o grandes) diamantes que por accidente o por casualidad me he ido encontrando, ya sea una película, una serie, un libro, un disco… Ese es el caso que nos ocupa. Navegando por la tienda de Amazon en la categoría de “novelas de espías” encontré esta SS-GB cuya temática me cautivó desde el minuto cero.

Los nazís han ejecutado la Operación León Marino y, por tanto, han desembarcado sus tropas en Inglaterra. La guerra relámpago ha hecho que en muy pocos meses el ejécito alemán controle la mayoría del territorio del Reino Unido. Las instituciones han sido ocupadas, Churchill ejecutado, el Rey Jorge permanece preso en la Torre de Inglaterra, su mujer e hijos huidos a Canadá. Los EEUU no han entrado en la guerra y mantienen relaciones con el Tercer Reich. La Guerra ha finalizado con el reparto europeo entre Alemania (e Italia) y la URSS. Japón se ha quedado con China y mantiene la paz con los americanos.

La historia ha ido, en definitiva, por derroteros muy diferentes a lo que realmente ocurrió pero del todo plausibles.

Ese es el punto del que parte esta ucronía. Estamos en 1941, los ingleses sobrellevan con el orgullo herido la ocupación. La vida debe continuar. Una pequeña llama se mantiene en Escocia y el norte del país pero Londrés se sume en la depresión de la derrota y mantiene en sus calles aún las heridas de la batalla recién perdida en multitud de edificios derruídos y toneladas de material de guerra abandonado. El mítico Scotland Yard sigue funcionando con inspectores ingleses pero bajo el mando de las SS, que en Reino Unido se denominan SS-GB.

Len Deighton es uno de los escritores ingleses de los setenta/ochenta más prolíficos y de mayor éxito. Pertenece a ese grupo del que John Le Carré es el máximo exponente: autores que plantean con tramas alambicadas de espías retratos al óleo de la sociedad en las que sus historias se desarrollan. Es el autor de la saga de Harry Palmer, que encarnó en el cine Michael Caine, y de la trilogía Game, Set and Match que protagonizó otro personaje espía, Bernard Samson. Antes de escritor fue periodista y vivió en su juventud en el Londrés de la Segunda Guerra Mundial, algo que se nota en cómo es capaz de describir el ambiente de la ciudad, la desolación de sus habitantes, el racionamiento y sus consecuencia y la continuidad de la vida cotidiana a pesar del drama.

El protagonista de esta novela es Douglas Archer, un brillante antiguo alumno de Oxford que trabaja como inspector del departamento de homicidios del Yard y que cuenta con las simpatías tanto de los londinenses como de los mandos de la SS, en especial el general Kellerman, que ahora controlan la policia inglesa.

Archer perdió a su esposa durante la batalla y se ocupa de su único hijo. Ambos están hospedados en casa de una señora que hace las labores de ama de llaves y cuyo marido, militar, está en paradero desconocido. Gracias a la posición de Archer disponen de más boletos de racionamiento e incluso, de vez en cuando, de té de verdad.

La novela nos plantea una sociedad londinense propia de una posguerra con delicuentes que medran a la sombra de la nueva situación creada con la ocupación alemana y comerciantes y personas honradas en general en situación de bancarrota. En este maremagnum de dramas personales y hambre, Douglas Archer trata de resolver los crímenes del día a día como si nada pasase. No se involucra en las actividades de la minúscula Resistencia inglesa y trata de mantenerse al margen de los tejemanejes del General que le supervisa. Sin embargo, el asesinato de un trapicheador del mercado negro, la llegada de un nuevo supervisor de la SS de Berlín, nada menos que un ayudante personal de Himmler, y la aparición de una bella periodista americana, harán que todo su mundo se tambalee y tenga que tomar partido.

El autor describe de manera magistral tanto los bajos fondos del extraperlo londinense como las fiestas de alto copete con los antiguos alumnos de Oxford conspirando contra y a favor de los nazís. De igual manera, da detalles hiperrealistas de la competencia asesina entre el ejecito alemán y las SS, de las luchas de poder intestinas y de las relaciones de ambos con los aliados y la Resistencia. Y muestra que, como en la vida misma, ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos y que los ideales crean muchas veces personas que sólo viven por un objetivo supremo, pisando, matando y destruyendo todo aquello que se interponga en su consecución.

En definitiva, una buena novela policiaca con giros sorprendentes que une a la trama de la investigación, la ocupación nazi del propio Londres y que envuelve todo en un aura de realismo muy conseguido. Tan conseguido que hay veces que te descubres preguntándote si fue o no así como ocurrió.

Nota Interludio: 7,5

Anuncios