Series TV – El Alienista (Netflix, 2018) – La serie que lo tiene todo… excepto alma

Basada en la novela homonima de Caleb Carr (The Alienist, 1994, Ediciones B), esta serie nos enfrenta a una premisa muy atractiva: nos encontramos a final del siglo XIX, la ciencia vive una revolución en todas sus disciplinas y entre todas, la mente humana se ha convertido en el apartado de estudio más revolucionario. Mientras Freud lleva un tiempo enfrentándose a casos de histeria en París y a las primeras interpretaciones de los sueños, el Dr. Laszlo Kreizler (Daniel Brühl), un alemán acomodado emigrado a los Estados Unidos, intenta aplicar todos estos nuevos conceptos revolucionarios a la investigación criminal, bajo el amparo del que en un futuro será uno de los presidentes de los Estados Unidos más revolucionarios, Theodore Roosevelt (Brian Geragthy).

Para dar una idea del Estado del Arte en el que nos encontramos, cada episodio nos recuerda que los Psicólogos o Psiquiatras, ni siquiera se denominan aún así en los Estados Unidos, sino que continúan denominándose Alienistas, es decir, estudiosos de los espíritus que poseen y alienan el cuerpo del enfermo.

Jack el Destripador está actuando en Londres. Un asesino similar actúa en Nueva York, pero allí un Psicólogo Criminal ayudará a la policia a detenerlo. Ese es el punto de partida de esta serie de suspense.

Al otro lado del charco y en esas fechas, Jack el Destripador está operando en el Londres victoriano y la trama nos presenta un remedo del asesino de Whitechapel pero trasplantado a un Nueva York poblado por personajes históricos como los representantes de los 500 (las familias que controlan Nueva York y que, como siempre, tratan por todos los medios que el Statu Quo se perpetúe), de entre ellos un magníficamente interpretado J. P. Morgan (Michael Ironside, mil años después de V o de Desafio Total pero con esa presencia que te atrapa como espectador), el mencionado Roosevelt, y otros.

the-alienist-5

Acompañando al Alienista (interpretado por Daniel Brühl), tenemos al dibujante de sucesos John Moore (Luke Evans) que nos presenta a un acomodado neoyorkino que gusta de visitar casas de lenocinio y que, a falta de una cámara de fotos, se gana la vida haciendo dibujos in situ de los asesinados que luego los periódicos publican. La relación entre ambos, antiguos compañeros de universidad, basculará a lo largo de la serie entre la amistad y el odio, para volver a la amistad, y luego al odio, componiendo una sinfonía de desconcierto en el espectador que, muchas veces, no sabrá a qué atenerse.

Un psicólogo con un oscuro pasado familiar, un dibujante de sucesos que frecuenta prostíbulos y lugares de mal vivir para purgar un fracaso amoroso y una secretaria de la policia que lucha porque la tomen en serio, forman el triángulo de personajes principales de esta producción.

Cierra el último vértice del triángulo de los personajes principales Sara Howard (Dakota Faning), otra representante de la alta burguesía neoyorkina que trata de escapar como puede a las convenciones sociales y al machismo imperantes que la atrapan dentro de los roles femeninos de la época, a pesar de que ella aspira a ser una oficial de policia, a poder ser, de homicidios.

56871_w840h0_1523036145o-alienista-3

La señorita Howard se sentirá fascinada por el Dr. Kreizler, mientras que el dibujante Moore tratará de descubrir si lo que siente hacia ella es amor o simplemente camaradería.

Completan, aunque en un segundo plano, el equipo de investigación los hermanos Isaacson, dos jovencísimos oficiales de policía que utilizan toda clase de técnicas científicas a sus investigaciones y tienen, además, que enfrentarse a su condición de judíos dentro de un cuerpo de policía preponderantemente irlandés. Recuerdan al personaje de From Hell en su uso de las nuevas técnicas.

The-Alienist-estreno-Netflix-original_1978612165_9035765_660x371

Vemos, como primera sensación de la serie y desde el primer minuto, que el ambiente del Nueva York clásico, así como la ropa, los instrumentos, … todo ha sido representado al detalle, de una manera eficaz y muy elegante.

El trío protagonista es de excepción. Actores portentosos y con una capacidad para aguantar el primer plano increíble. Sin embargo, la imposibilidad por empatizar con un personaje como el del doctor, interpretado por un frío no, gélido Daniel Brühl, lastra la serie de tal manera que la sume en la abulia.

Además, yendo al detalle de cada personaje, esa gelidez no se circunscribe sólo al doctor, sino que les sume a todos en una sensación de separación tal que impide que ni uno sólo te resulte atractivo. Se entiende que es algo buscado quiza para representar el encorsetamiento de la sociedad de esos días pero, hasta en las situaciones en las que parece que cualquier convencionalismo ha sido superado por un giro dramático, la separación y gelidez que despenden los actores hace que te preguntes si estamos ante una representación de la realidad o ante una simulación. No te llega. No traspasa.

La dirección de actores de esta serie no ha sabido utilizar todo el potencial del que disponía. La empatía con los personajes es altamente improbable.

Quizá sólo haya una escena en la que realmente te encuentras viendo lo que parece realidad y está protagonizada por la sirvienta Mary Palmer (interpretada por la hawaiana Q’orianka Kilcher).

26144_005_1701_R_NoticiaAmpliada

Por lo demás, la trama resulta correcta. Una investigación de una serie de asesinatos que nos hará ver la sociedad de la época en la ciudad que se intuía iba a convertirse en la capital del mundo y en la que la pelea entre el futuro y el pasado se hacía cada vez más evidente. Antiguos rituales indios provenientes del lejano oeste, que aún continuaba activo por la época, se mezclará con las previsiones de que la electricidad iluminará las calles más pronto que tarde. En definitiva, un paisaje de transición tecnológica parecido al actual, por otro lado.

Como conclusión se puede decir que el mimo demostrado en los apartados técnicos, fotografía y de vestuario, queda empañado por la deficiente dirección de actores, y la gelidez de la que hacen gala a lo largo de todos los capítulos impide que el conjunto resulte lo suficentemente atractivo para que un espectador medio se interese por la serie. Una serie que lo tiene todo, excepto alma.

Nota Interludio: 6.5

Título original: The Alienist; Año2018.

DirecciónJames Hawes, Jakob Verbruggen, Paco Cabezas

Guion: Hossein Amini, Kristina Lauren Anderson, Cary Joji Fukunaga (Novela: Caleb Carr).

Fotografía: P.J. Dillon, Gavin Struthers.

RepartoDaniel Brühl, Luke Evans, Dakota Fanning, Martin McCreadie, Anson Boon, Eugenia Caruso, Ezra Fieremans, Matt Lintz, Antonio Magro, Emanuela Postacchini, Peter Rugman, Giovanni Scotti, Douglas Smith, Dan Bradford, Clare Calbraith, Brian Geraghty

 

 

 

Anuncios