Recap – Juego de Tronos 8×05 – Las Campanas

Advertencia, este post contiene spoilers. Por favor, no leas nada del mismo si no has visto el quinto capítulo de la octava temporada de Juego de Tronos porque me sentiría fatal si te reviento la experiencia de ver esta maravillosa serie.

4

Todo se acerca a su final. Sin darnos casi cuenta y rodeados de haters por doquier, la octava y última temporada de Juego de Tronos se aproxima a su final. Ha sido este capítulo digno sucesor de aquellos capítulos 9 de las primeras temporadas en los que lo más increible llegaba a pasar. Veamos.

Varys juega sus cartas… y pierde

Ya sabíamos que desde que Varys había optado por Jon como próximo rey su vida corría mucho, mucho peligro. El capítulo empieza con un Varys que nos recuerda al personaje de las primeras temporadas: manipulador y peligroso. Escribe mensajes difundiendo el secreto mejor guardado de Poniente mientras trata con uno de sus pajaritos de asesinar a Daenerys, seguramente mediante veneno en su comida. No sabemos a quién ha enviado esos mensajes. Seguramente lo descubramos en el último capítulo.

5

Mientras tanto, Tyrion elige. Mal, como veremos luego. Descubre a Daenerys la traición de Varys pero es quizá más importante la respuesta que ella le da cuando le cuenta que la han traicionado. “¿Jon Nieve?” pregunta. “No, que vá” responde Tyrion, pero ya da igual. Daenerys ya no quiere saber nada de todo Poniente. Ni de Jon, ni de Sansa, ni del propio Tyrion. “Si me vuelves a fallar, será la última” le recuerda la reina a su Mano. No hay vuelta atrás.

La ejecución de Varys es una gran escena de la serie, con ese Drogon surgiendo de la oscuridad. Muy guapa. Para Varys no tanto. “Espero estar equivocado” le dice a Tyrion, la Araña. No, ya sabemos que estaba en lo cierto. “Cuando nace un Targaryan, los dioses lanzan una moneda” Está claro que en el caso de la Khalessi, la moneda cayó cruz.

Si no es amor, será miedo

8

Jon y Daenerys vuelven a tener una de sus conversaciones “tensas”. Daenerys le reprende por haberle contado a Sansa su verdera estirpe, por haberla atraicionado. Queda claro que cuando acabe con Cersei, es bastante probable que vaya a por Sansa. “Siempre serás mi reina”, dice Jon para calmarla, pero rechazándola como amante de una manera clara. “Tu reina” le responde, “Así sea. Si no es amor, será miedo”. Los haters que han aparecido en esta temporada, esos que dicen que todo se está precipitando a toda mecha, los mismos que cuando se construían tramas durante capítulos y capítulos se quejaban del ritmo lento de la serie, se han quejado de la bajada a los infiernos de Daenerys pero, para mí, las razones  de esta evolución en el personaje de la Reina Dragón es lógica y lo baso en tres aspectos, a saber:

Primero. Daenerys era así, seamos sinceros

Daenerys es una Targaryan. Una conquistadora. En Essos, ya había pasado por este camino. Ya había intentado ser buena persona y ya había concluido que sólo mediante fuego y espadas se conquistaba el Poder. Todos recordamos a los Khales dothraki muertos en la capita Vaels Dothrak, a los amos de Astapor calcinados, a los Amos de Meeren crucificados, a los Hijos de la Arpía calcinados también, a Mirri y al Rey de Qath encerrados en la cámara del tesoro, a los Magos asesinados. También todos sabemos que Daenerys sólo tiene un objetivo: el Trono de Hierro. Por él ha cruzado el mundo, ha conseguido gobernar en todo Essos, ha abandonado a Dario Naharis, ha matado a sus enemigos. Es cierto que eso nos parecía bien. Las razones de Daenerys parecían justas, romper la rueda, acabar con el Sistema. Todos veíamos un fin liberador. Pero realmente el fondo de todo esto era conseguir el Trono a cualquier precio y acabar con todos aquellos que pudieran hacerle sombra, es decir, el Sistema basado en las familias principales que no la iban a servir, que iban a cospirar contra ella. Y lo ha conseguido. Como recordábamos el otro día, ya sólo quedan los Stark, Sansa, y el nuevo príncipe de Dorne. El resto de Casas han sido totalmente erradicadas. Daenerys ha roto la rueda pero para transformarla en un mazo que sólo controla ella.

Segundo. Si no eres la legítima heredera, ya sólo queda el derecho de conquista y el terror

Realmente la “culpa” de todo la tiene Jon Nieve. Pero no por lo que ha hecho o dejado de hacer, sino por existir. Al tratarse del verdadero Heredero Targaryan, ha vaciado de legitimidad las pretensiones de Daenerys. Ya nunca más, y menos ahora que Varys ha extendido a los cuatro vientos el secreto, podría decir que Cersei era una Usurpadora. Si ella no es la legítima heredera, entonces sólo queda una forma de hacerlo. Mediante el derecho de conquista y el terror. Como hemos visto en la serie, el primer Targaryan, Aegon I,  tenía un dragón, Baelor, que tenía como sobre nombre “El Terror Negro”. Durante la guerra de conquista, Baelor acabó con todo lo que se puso por delante. Nos lo contaron en la tercera temporada cuando Arya hizo de copera de Tywin Lannister en Harrenhol. Un harrenhol absolutamente reducido a ruinas por fuego de dragón. Y como a lo largo de la serie se ha repetido más de una vez por los norteños, el Norte se arrodilló ante el dragón. Es decir, Daenerys ha decidido que sólo esa posibilidad es viable, el terror ante su poder desatado. Cuando todo el mundo vea lo que ha hecho en Desembarco tendrán que rendirse y doblar la rodilla. Si no es el amor, será el miedo. Es bastante revelador cómo le dice a Tyrion “lo haré para que las próximas generaciones se libren de los tiranos”, dando por perdida a toda la población actual, a la que tendrá que sacrificar por el bien supremo: el suyo. Todo por el pueblo pero sin el pueblo.

Tercera. Jon necesita esto para reaccionar.

Es cierto que Jon Nieve lleva diciendo a todo el que quiere escucharle, que ha dado su palabra a Daenerys y que para él es su Reina. Conocemos a Jon Nieve. Conocemos que no traicionaría a Daenerys nunca. Sólo algo totalmente extremo podría hacerle cambiar de idea. Ya nos pasó esto cuando Jon estaba en la Guardia de la Noche y, pasase lo que pasase, seguía allí, siendo el Comandante de cuatro amigos vestidos de negro mientras los Starks las pasaban putas. Tuvieron que matarle y sólo cuando resucitó dijo las palabras mágicas “aquí acaba mi guardia” y se volvió a Invernalia. Lo mismo nos pasa aquí. Ha tenido que ocurrir la mayor masacre de Poniente, mayor que el Rey de la Noche incluso, para que, previsiblemente, Jon vea que su juramento por Daenerys no tiene sentido y, por fin, se postule como la alternativa al terror y la opresión que ella representa.

Tyrion y Jaime

Antes de que todo pase, Tyrion libera a su hermano. Está bastante claro que, de alguna manera, Jaime y Cersei deben volver a juntarse y algunos han visto en esta liberación algo totalmente contra natura. Si acaba de vender a Varys ante la reina y ha visto las consecuencias, cómo traiciona a la Reina ahora él. Sin embargo, en la liberación de Jaime ocurre una de las mejores escenas de la serie en su conjunto. La declaración de amor de Tyrion a Jaime y la sensación de que, al final, los hermanos Lannister son de los pocos que realmente se quieren en esta serie, es un momento sublime.

Qué campanas ni campanas

Hay que reconocer que parece casi increible cómo Danerys se zumba la flota de hierro, cuando en el capítulo anteriro había tenido que retirarse, pero no por ello no tiene por qué suceder. Al final, Daenerys está motivada y tiene una estrategia.

Las escenas de la destrucción total de los barcos y cómo va masacrando los escorpiones e incluso a toda la Compañía Dorada no hace más que completar el viaje a los infiernos de la khalessi.

6

Vemos a Cersei, aún altiva, en la Fortaleza Roja. Por un momento, cuando las campanas empiezan a tocar a rendición, todos pensamos que es una estratagema de la Lannister, que va lanzar a Daenerys fuego valyrio y se la va a cargar, que no puede confiar en ella porque es muy muy mala. La cámara se acerca a Daenerys y lo vemos. Algo en su interior se rompe y se lanza a acabar con la ciudad. Con la gente. A reducirlo todo a cenizas. A acabar con todo.

7

Es un giro del todo inesperado y propio de la serie que estamos viendo. Es un cambio total en la polaridad de los personajes. Hace cinco segundos Daenerys es buena y Cersei la mayor hija de puta del reino. Cinco segundos después, Cersei nos parece incluso hasta buena y Daenerys está acabando con más vidas que el Rey de la Noche. Se puede estar o no de acuerdo con el camino que los guionistas, Weiss & Benioff, han hecho tomar a personajes que nos acompañan desde hace muchos años pero lo que está claro es que el mecanismo, el giro, el cambio de polaridad, el arco de cada personaje se precipita de una manera que muy pocas series o películas pueden conseguir. Es genial. Es Juego de Tronos.

Los Clegane. Algo forzado.

Durante muchas temporadas se había espculado con esta batalla entre los hermanos Clegane. A muchos les ha gustado, a mí, de todo el capítulo, me ha parecido lo más prescindible. Es un momento, además, que sirve para despedirnos de Qyburn, un personaje con mucho potencial e injustamente tratado, en este caso y a mi parecer, por los guionistas.

Jaime y Cersei. El verdadero amor de la serie

Jaime se debate entre obstáculos por tratar de llegar hasta Cersei y lograr cumplir la última misión encomendada por Tyrion: salvarse y escapar a Pentos con ella.

En el camino se tropieza con el absoluto pesado de Euron, que le hiere de muerte. Aún así consigue llegar hasta Cersei que se derrumba. Al final estos dos son la verdadera historia de amor de la serie. Otro giro de Juego de Tronos. Si todos creíamos que Jon y Daenerys iban a ser los Romeo y Julieta de Canción de Hielo y Fuego, resulta que no, que los que relamente se quieren son los hermanos Lannister.

Te sorprendes queriendo que ambos escapen y huyan en barco a Pentos y que haya una escena con ambos criando a su hijo. Sí, hace unos minutos queríamos que Danerys soltase Dracarys delante de la Lannister y ahora nos fastidian infinito esas piedras que tapan la salida por las cloacas de la ciudad.

Toda la Fortaleza Roja se derrumba sobre los hermanos. Aún así, no hemos visto los cadáveres así que aún hay posibilidad de esa escena de final féliz. Improbable pero aún posible.

Arya. Qué manera de pasarlo mal.

Si en La Larga Noche Sapochnik, el director, ya había utilizado a Arya para describir el horror de los muertos vivientes en esa persecución de auténtica peli de zombies que ocurría en Invernalia, mientras perseguían a la pequeña de los Starks, en este capítulo vivimos a través de los ojos de Arya el horror de la destrucción de la ciudad y la muerte del 99% de sus habitantes. Todo pasa mientras por el fondo Daenerys sigue dándole matarile a todo el mundo. Arya escapa por mil sitios. Es además interesante porque últimamete Arya estaba bastante sobradita y aquí la volvemos a ver en una situación en la que es absolutamente frágil. Como siempre sobrevive y la escena del caballo es poética. Igual que la muerte de Melissandre en el anterior capítulo de Sapochnik, el mencionado La Larga Noche.

juego-de-tronos-8x05-arya-caballo-blanco-1557766189.jpg

Teorías

Viendo el éxito de las teorías de los anteriores Recaps no sé si proponeros teorías o pasar de puntillas por este punto… bueno, vayamos allá.

Jon  ¿os imagináis a Jon en los calabozos de la khalessi? ¿os imaginais que dice Dracarys y Drogón no mata a Jon porque es un Targaryan? Cuando Jon besaba a Daenerys en Invernalia, hubo una escena muy comentada en la que Drogon le miraba con una cara muy extraña… como si supiera quién era. También puede que Drogon lo chamusque. Creo que ya sólo confío en Arya como la única que pueda acabar con Daenerys. Aún así, me gustaría que Jon, desaparecido en toda la temporada, tuviera un momento álgido.

Daenerys. Es previsible que entre en la sala del Trono de Hierro y por fin veamos esa escena que ya se vio cuando estaba en Qath y tuvo aquellas visiones en las que se veía la sala del trono sin techos y parecía que bañada con copos de nieve. Mucohs creíamos que quería decir que los caminantes habían llegado a Desembarco pero ahora sabemos que eran cenizas de la destrucción provocada por ella misma con su dragón. Y ¿cuándo lo logre? ¿qué pasará con Dany? ¿se derrumbará o terminará la mutación total a Reina Loca?

Arya. ¿Acabará con la khalessi? Como sabéis debe cerrar unos ojos verdes y Cersei ya no parece una amenaza. Los lectores insisten en que Daenerys, en los libros, tiene los ojos violetas, pero aquí, en la serie, han hecho varios primeros planos y los ojos verdes de Emilia Clarke han inundado las televisiones. Confíamos en tí Arya, eres nuestra última esperanza.

Y poco más. Sólo queda un capítulo y os debo reconocer que no tengo ni la más absoluta idea de por dónde puede acabar esto. Eso sí, queda claro que todo el tema del Rey de la Noche ha sido un enorme mcguffin para ocultarnos que realmente el mayor villano de la serie era Dany. O quizá, todo vuelva a cambiar otra vez en el último capítulo. Quién sabe.

Anuncios