Carnival Row (Prime Video, T1, 2019) – Un nuevo pretendiente al Trono de Hierro

Calificación

Puntuación: 3.5 de 5.

Reseña sin spoilers.

Un nuevo mundo, una apuesta arriesgada

Siempre es complicado presentar un mundo completamente nuevo en pantalla. Quizá por eso, el guión de «Killing in Carnival Row» (Muerte en la Calle Carnaval) ha dormido durante más de quince años el sueño de los justos en los cajones de las productoras más importantes a pesar de venir con el padrinazgo de un autor tan aclamado como Guillermo del Toro. Y es que la premisa es muy interesante, pero parece una apuesta realmente arriesgada conseguir que el espectador se involucre en esta historia si sólo se dispone de dos horas o dos horas y media para contarla. Exactamente eso es lo que le ocurre a los primeros capítulos de esta excelente serie de Prime Video. Resultan a ratos desorientados y farragosos. Pero, si conseguimos permanecer tres capítulos, se nos abre ante los ojos una bellísima historia de sueños incompletos, amores imposibles y, como no, un asesino en serie en un trasunto del Londres victoriano.

La serie presenta una realidad distópica con referencias cruzadas con la historia de finales del siglo XIX y principios del XX. Básicamente nos presenta a un estado, espejo de la Inglaterra victoriana, y su capital El Burgo, trasunto del Londres de la misma época. Sus ciudadanos libran una guerra contra un conjunto de naciones extranjeras, el Pacto, de las que no hay mucha visibilidad a lo largo de la temporada pero se nos representan como la imagen de la maldad absoluta, de nuevo un reflejo del Eje de la II Guerra Mundial. El motivo de la guerra no está muy claro pero parece muy relacionado con la existencia de una serie de seres no humanos, las hadas, y la lucha por ver qué imperio se queda con su nación. Como digo, los paralelismos con la Inglaterra del siglo XX, los judíos y la Alemania imperalista de las Guerras Mundiales es evidente pero aquí, los guionistas, saben darle una vuelta de tuerca y son capaces de presentarnos la sociedad del Burgo como una zona no libre de los prejuicios contra hadas y cualquier otro ser no humano, es decir, evitan caer en maniqueísmos y aciertan en aumentar los dominios del a narrativa. Y sí, hay más que hadas, hay centauros, Puks, que son una especie de minotauro, kobolds, golems y toda una pléyade de mestizos a los que despectivamente se denomina como Crisj. (Sigue leyendo)

Continue reading «Carnival Row (Prime Video, T1, 2019) – Un nuevo pretendiente al Trono de Hierro»